El rincón de las flores de Santibáñez el Alto



Santibáñez el Alto es un pueblo enclavado en un entorno privilegiado, en lo alto de una sierreta que al sur mira al pantano de Borbollón y al norte a los robledales de la Sierra de Gata. No es el pueblo más bonito de la sierra pero tiene sus encantos: sus vistas, sus murallas, su iglesia y ermita, el trazado de sus calles y algo más, un rincón maravilloso lleno flores. Algunas abuelitas del pueblo mantienen un pequeño vergel de macetas y plantas varias en los alrededores de un par de establos de piedra. El lugar resulta encantador, lleno de macetas de diferente color y tamaño y pericos que crecen entre las piedras. Merece la pena pasar por allí camino  de un mirador cercano que nos ofrece una bella panorámica de las llanuras del Borbollón. 




A comienzos del verano descubrí este lugar especial. Iba con unos amigos explorando el pueblo cuando nos encontramos con unas viejecillas con ganas de charlar. Ellas nos aconsejaron visitar el mirador y, sobre todo, su pequeño vergel. Decían que lo tenían muy bonito y tenían razón. Sientes ternura cuando lo recorres y piensas en el esmero con que lo han construido, lo cuidan y lo riegan. Si alguna vez visitáis Santibáñez el Alto no olvidéis acercaros al jardincito de macetas y pericos, os gustará, seguro.







No hay comentarios:

Publicar un comentario